Información importante sobre Cookies:

Cerrar

Este sitio Web de utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la visita a la página y elaborar informes de tendencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra

Política de cookies.
Ministerio de Economía y CompetitividadSecretaría de Estado de Comercio
Buscador

Comercio

Libano

Contenido de la página


En 1995, la UE lanzó el Proceso de Barcelona, que en su parte comercial estaba basado en el establecimiento de una Zona de Libre Comercio entre la UE y los países mediterráneos para el año 2010. El proceso se configuraría a través de una red de Acuerdos de Asociación con sus socios mediterráneos y de Acuerdos de Libre Comercio y Acuerdos Regionales (dimensión Sur-Sur).

En 2008, el Proceso de Barcelona quedó subsumido en el proyecto Unión para el Mediterráneo , que agrupa a 43 países (los 27 de la UE y 16 de sus vecinos de las riberas este y sur del Mediterráneo) y que, además de todo lo realizado hasta ahora, contempla una cartera de proyectos prioritarios en sectores específicos (descontaminación del Mediterráneo, autopistas del mar y terrestres para facilitar los intercambios comerciales, protección civil para la lucha contra las catástrofes naturales, plan solar Mediterráneo, Universidad Euromediterránea e iniciativa Mediterránea de desarrollo empresarial).

Las relaciones comerciales de la UE con Líbano están gobernadas por el Acuerdo de Asociación, cuyas cláusulas comerciales entraron en vigor en 2006. Este Acuerdo establece las condiciones necesarias para la liberalización progresiva del comercio de mercancías entre la UE y Líbano, hasta llegar a la formación de un Área de Libre Comercio. Actualmente, los bienes industriales y la mayor parte de los productos agrarios libaneses gozan de acceso libre al mercado de la UE. La eliminación progresiva de los aranceles libaneses que gravan los productos de la UE ha sido fijada en un calendario que se extiende hasta el año 2014.

En agosto de 2006, se adoptó el Protocolo PanEuroMed en Reglas de Origen (PEM), que permite la acumulación con la UE. En 2007, se alcanzó el acuerdo político de incorporar a los Balcanes a la acumulación PEM. Este fue el detonante para que se decidiera optar por un instrumento jurídico alternativo para los países Euromediterráneos, denominado la Convención de Reglas de Origen.

En noviembre de 2009, el Consejo Europeo acordó la celebración de un Protocolo con Líbano para el establecimiento de un Mecanismo de Solución de Diferencias.

El Proceso Euromediterráneo se ha complementado con la Política Europea de Vecindad (PEV), iniciativa de la Comisión de 2003, cuyo principio descansa en la diferenciación; es decir, cada país vecino avanza en función de su disponibilidad.

El  Plan de Acción para Líbano , en el contexto de la PEV, fue adoptado en enero de 2007.

En mayo de 2011, la Comisión Europea emitió el documento Cumplimiento de la Política Europea de Vecindad en 2010 por parte de Líbano.

En el Documento Estratégico 2007-2013 y el Plan Indicativo Nacional 2011-2013 sobre Líbano se han identificado medidas de reforma política económica y social que serán apoyadas por el Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación (ENPI). Al objeto de hacer efectivo este proceso de acercamiento, la UE cuenta también con el Mecanismo Euromediterráneo de Inversión y Cooperación (FEMIP).

Líbano forma parte del GAFTA, Gran Zona Árabe de Libre Comercio, a la que pertenecen Jordania, Emiratos Árabes, Bahrein, Arabia Saudíta, Omán, Qatar, MArruecos, Siria, Líbano, Irak, Egipto, Palestina, Kuwait, Túnez, Libia, Sudán y Yemen. 

Desde 1999, Líbano mantiene negociaciones para su ingreso en la OMC, condición necesaria para la firma de un hipotético futuro Acuerdo de Libre Comercio UE-Líbano.

 

 

Volver

Gobierno de España . Ministerio de Economía, Industria y Competitividad

P. de la Castellana 162, C.P. 28046 Madrid

Teléfono 91 258 28 52