Buscador

Comercio

Bielorrusia

Contenido de la página
Las relaciones bilaterales entre La UE y los países de la antigua Comunidad de Estados Independientes (CEI), entre los que se encuentra Bielorrusia, se han llevado a cabo en los últimos años a través de la negociación de Acuerdos de Colaboración y Cooperación (ACC).

Los ACC proporcionan el marco adecuado para el desarrollo de las relaciones políticas y para el apoyo a estos países, en la consolidación de su democracia y en el desarrollo de su economía de mercado. Con este objetivo, los respectivos acuerdos abarcan un amplio número de áreas: diálogo político, comercio de mercancías y servicios, inversiones, establecimiento de empresas, movimientos de capital, protección de la propiedad industrial e intelectual y cooperación económica, cultural y financiera.
En 1995, la UE y Bielorrusia concluyeron la negociación del Acuerdo de Cooperación y Asociación bilateral (Partnership & Cooperation Agreement o PCA), que sin embargo no ha sido aún ratificado por la UE, en respuesta a la situación política de Bielorrusia. Por ello, el comercio bilateral se rige por el principio de Nación Más Favorecida, establecido en el artículo 3 del Acuerdo de Comercio y Relaciones Comerciales y Económicas con la antigua URSS, firmado en 1989.
En 2006, Bielorrusia fue excluida del Sistema de Preferencia Generalizadas (SPG) en virtud del Reglamento del Consejo 1933/2006.
En 2004, la UE desarrolló la Política de Vecindad Europea (PEV), su política bilateral con sus 16 vecinos más próximos, cuyo objetivo era evitar el surgimiento de nuevas líneas divisorias entre la UE y estos países, y reforzar su prosperidad, estabilidad y seguridad, basándose en los valores de: democracia, legalidad y derechos humanos. La PEV se complementa con diversas iniciativas de cooperación regional y multilateral, como el Partenariado o Asociación Oriental (Eastern Partnership), lanzado en mayo de 2009.
Dentro de la Asociación Oriental, la Comisión ha ofrecido el establecimiento de Acuerdos Amplios y Profundos de Libre Comercio (DCFTAs) con los países concernientes, a medida que considera que estos cumplen una serie de condiciones: ser miembros de la OMC, viabilidad económica, acuerdos amplios y capacidad para negociar.
Actualmente, la UE no se plantea la posibilidad de un Acuerdo de Libre Comercio bilateral, ya que Bielorrusia aún no es País Miembro de la OMC. El Grupo de Trabajo sobre la Adhesión de Bielorrusia a la OMC se estableció en octubre de 1993. Las negociaciones bilaterales sobre acceso a los mercados siguen en curso y por el momento Bielorrusia sólo mantiene su condición de País Observador en el seno de la OMC.
Al no haberse ratificado el PCA entre la UE y Bielorrusia (se firmó en marzo de 1995 pero su ratificación está en suspenso desde 1997), las relaciones de la UE con el país están gobernadas por sucesivas conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores (CAE).
El comercio de algunos productos textiles entre la UE y Bielorrusia está regulado por un acuerdo específico que entró en vigor en 1993 y que ha sido modificado y prorrogado en sucesivas ocasiones.
Desde 2010, la UE aplica un régimen de sanciones a Bielorrusia, plasmado en la Decisión del Consejo de 25 de octubre de 2010 y en el Anuncio 2010/C 289/06.
Bielorrusia forma parte desde el año 2010 de la Unión Económica Euroasiática​ (EEU, en inglés), junto con Rusia, Kazajistán, Armenia y Kyrguizia, con un arancel exterior común.
En los últimos tiempos, la UE está mejorando poco a poco su “compromiso crítico” con Bielorrusia a través de diálogos técnicos sobre temas específicos, la cooperación a través del componente multilateral de la Asociación Oriental, el respaldo a la sociedad civil, el inicio en enero de 2014 de las negociaciones sobre los acuerdos de readmisión y facilitación de visados, y el diálogo de reformas necesarias para la modernización de Bielorrusia y sobre el impulso de las relaciones con la UE (incluida una posible ayuda financiera de la UE).
Las sanciones que la UE mantiene hacia Bielorrusia comprenden un embargo de armas, un embargo de equipamiento para la represión a nivel nacional, junto con la inmovilización de activos y prohibiciones de viajar a la UE para algunas personas responsables de violaciones de derechos humanos y en febrero de 2016 fueron extendidas por un período de 12 meses. Sin embargo,  la UE desea mejorar y relajar el tono crítico de sus relaciones con Bielorrusia, que no deja de ser un vecino importante. Para Bielorrusia, la UE es un importante socio comercial.
 
 

Volver

Gobierno de España . Ministerio de Economía, Industria y Competitividad

P. de la Castellana 162, C.P. 28046 Madrid

Teléfono 91 258 28 52