Buscador

Comercio

Canadá

Contenido de la página
​Las relaciones comerciales de la Unión Europea con Canadá se articulan en base al Acuerdo Marco de Cooperación Comercial y Económica de 1976, primer acuerdo de carácter no preferencial que la UE firmó con un país industrializado y que, desde entonces, ha servido de base para la gestión de las relaciones comerciales bilaterales; aplicándose el Trato de Nación Más Favorecida al comercio bilateral de bienes y servicios.
En 1999, se creó la Mesa Redonda Unión Europea-Canadá para los Negocios (CERT), al objeto de propiciar oportunidades de negocios entre ambas Partes.
Progresivamente, a fin de facilitar el comercio, se han ido firmando varios acuerdos bilaterales, algunos de carácter sectorial: Acuerdo de Cooperación Aduanera (1997); Acuerdo Veterinario (1999); Acuerdo de Vinos (2003) -con una serie de declaraciones comunes adjuntas al Acta Final, en vigor desde febrero de 2004, que recogen aspectos tales como normas de origen, etiquetado o indicaciones geográficas-. Así mismo, cabe referirse al Acuerdo Civil de Seguridad Aérea (2009) y Acuerdo de Transporte Aéreo (2009) y señalar la existencia del Acuerdo de Reconocimiento Mutuo Bilateral.
En la Cumbre Unión Europea-Canadá de 2007, ambas Partes acordaron la realización de un Estudio Conjunto para analizar los costes y beneficios de una mayor liberalización del comercio bilateral.
En mayo de 2009, tras la elaboración de un Informe Conjunto sobre el ejercicio de alcance (scoping exercise), se lanzaron las negociaciones para un Acuerdo Económico y Comercial Global (Comprehensive Economic and Trade Agreement o CETA, por sus siglas en inglés), acuerdo comercial preferencial que incluye compromisos de liberalización en el comercio de bienes y servicios, además de capítulos como inversiones o compras públicas.
En junio de 2011, se elaboró un estudio de impacto (SIA) que estimó un crecimiento real del PIB de la UE del 0,03% y un aumento del 0,07% de las exportaciones comunitarias a Canadá  en el medio y largo plazo.
El 18.10.2016, la Unión Europea y Canadá anunciaron que habían alcanzado un acuerdo político sobre los temas más difíciles de la negociación, aunque a nivel técnico quedaban todavía cuestiones complejas que resolver. Éstas fueron resueltas a lo largo del año siguiente y en consecuencia, durante la cumbre Canadá-Unión Europea, celebrada el 26.9.2016 en Ottawa, el Presidente de la Comisión Europea, Barroso, y el Primer Ministro canadiense, Harper, anunciaron el fin de las negociaciones del CETA.
A lo largo del proceso de revisión legal (legal scrubbing), cuya conclusión se anunció el 29.2.16, se introdujeron cambios en el capítulo de inversiones de común acuerdo entre ambas Partes. Estas modificaciones amplían el derecho a regular de Canadá y de la UE y sustituyen el mecanismo ISDS (Investor to State Dispute Settlement) tradicional basado en el arbitraje por un ICS (Investment Court System).
Tras la traducción del texto del Acuerdo a todos los idiomas de la Unión Europea, la Comisión envió al Consejo las Decisiones de FirmaAplicación Provisional del Acuerdo CETA, las cuales fueron finalmente aprobadas mediante procedimiento escrito el 28.10.2016.
El 30.10.216 el Acuerdo fue firmado por el primer ministro de Canadá y por las autoridades de la Unión Europea. Ese mismo día se aprobaron:

El Acuerdo entrará en vigor, de forma provisional, en los primeros meses de 2017, tras  la aprobación del Parlamento Europeo el 15.2.201, aplicándose sólo las partes del mismo que sean competencia exclusiva de la Unión Europea, no las de competencia mixta o compartida.

Posteriormente el Acuerdo deberá ser ratificado por los parlamentos de los Estados Miembros, por tratarse de un acuerdo de naturaleza mixta. Por su parte, el proceso de ratificación en Canadá incluirá la transposición del acuerdo a las legislaciones de cada una de las provincias y territorios, además de la ratificación formal en el Parlamento federal.

Concluyen así unas negociaciones que han durado más de siete años y que suponen uno de los principales hitos de la politica comercial comunitaria al ser el primer acuerdo amplio y ambicioso con un país desarrollado del G8 que supondrá un excelente precedente para futuros acuerdos negociados por la Unión Europea.

Canadá ofrece un mercado de tamaño considerable para los bienes y servicios europeos, agregando una economía de 1,6 billones de dólares y una población de más de 35 millones de habitantes. Los agentes económicos de la Unión Europea obtienen el mismo trato e incluso mejor que el que reciben sus competidores de Estados Unidos. Este es un gran logro para nuestro objetivo de conseguir más empleo y crecimiento en Europa en medio de un período de incertidumbre y recesión económica.

La Comisión Europea recoge, en su página web, información sobre los efectos del CETA en los distintos países de la UE, incluyendo fichas informativas individualizadas para cada uno de ellos. La ficha de España se puede consultar aquí.
 
La Secretaría de Estado de Comercio, por su parte, ha incluido un Aviso a exportadores en su boletín que recoge las condiciones que han de cumplir los exportadores para obtener la declaración de origen que les permita beneficiarse de las preferencias arancelarias incluidas en el CETA una vez este entre en vigor provisionalmente.

 

Volver​ 

Gobierno de España . Ministerio de Economía, Industria y Competitividad

P. de la Castellana 162, C.P. 28046 Madrid

Teléfono 91 258 28 52